Cerca de 300 chilenos participarán en primer estudio epidemiológico sobre envejecimiento

El objetivo es reunir a hombres y mujeres mayores de 65 años, a quienes se les realizará un seguimiento en el tiempo, por al menos cuatro años, con el fin de identificar posibles causas, factores de riesgo y conocer el perfil genético y sociocultural asociado al desarrollo de estas patologías.

Alrededor de 300 personas serán sometidas, en Santiago, al primer estudio epidemiológico sobre Parkinson, Alzheimer, y otras enfermedades asociadas al envejecimiento. El anuncio fue realizado por la doctora Soledad Matus, investigadora principal de la Fundación Biomédica Neurounion e integrante del nuevo Centro Fondap de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo (GERO), éste último dirigido por el doctor Christián González, académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile.

El objetivo es reunir a hombres y mujeres mayores de 65 años, a quienes se les realizará un seguimiento en el tiempo, por al menos cuatro años, con el fin de identificar posibles causas, factores de riesgo y conocer el perfil genético y sociocultural asociado al desarrollo de estas patologías. “Esperamos que el estudio, pionero en nuestro país, sea representativo de la realidad chilena. Estamos afinando los protocolos y diseño del proyecto y el reclutamiento de pacientes debiera comenzar el próximo semestre. Ahí trabajaremos junto a un equipo de médicos, quienes harán la caracterización desde el punto de vista clínico. Paralelamente, con nuestro grupo de científicos de las Universidades de Chile y Mayor, analizaremos indicadores biológicos que puedan estar involucrados en la aparición de estas enfermedades y en diferentes aspectos del envejecimiento”, comentó la doctora Matus.

Células madres y creación de neuronas

La investigadora explicó que el estudio también contempla el acceso a muestras biológicas y de sangre, con el fin crear un biobanco de datos mediante el cual “se pueda recabar la información necesaria, almacenar las muestras, y comprender mejor el origen de estas enfermedades a nivel local”. Asimismo, señaló que en el mediano y largo plazo, esperan impulsar la generación de células madres pluripotenciadas, tecnología que permitirá entre otros adelantos, dar paso a la creación de nuevas neuronas.

El avance podría tener un uso terapéutico en el Parkinson, así como en otras patologías al cerebro caracterizadas por la muerte de neuronas específicas. Todas ellas, enfermedades que por el momento no cuentan con una cura al alcance, sino más bien, con tratamientos paliativos de los síntomas.

“Si llevamos adelante esta estrategia, podemos tomar sangre de los pacientes, aislar algunas células y luego someterlas a un proceso de reprogramación a partir del cual, se pueden obtener neuronas derivadas de los pacientes. De esta manera, será viable responder a algunas de nuestras interrogantes, sobre qué causas están involucradas en determinadas enfermedades y también, probar fármacos más dirigidos a un determinado paciente. Así, traer esta tecnología a Chile será fundamental, ya que además nos ayudará a entregar soluciones y respuestas específicas para la población de nuestro país”, sostuvo la científica.

Implementación del proyecto y vida saludable

Para implementar la cohorte, un equipo de médicos neurólogos, geriatras y psicólogos, del Hospital Salvador, trabaja en el protocolo para la selección de pacientes, -que serán parte del sistema público- donde se considerará a quienes consulten por alguna anomalía a su salud, que pueda reflejar el inicio de una enfermedad como Alzheimer, Parkinson o algún otro tipo de demencia vinculada al envejecimiento.

Con este criterio, hay tres escenarios posibles que se avizoran y que serán sin duda, objeto de estudio. Por un lado, pacientes que presenten síntomas menores de algún trastorno propio del envejecimiento, pero que no evolucionen hacia una patología severa; personas que evolucionen un estado de salud y cognitivo medianamente dañado, y en tercer lugar, adultos mayores que sí desarrollen alguna de estas enfermedades, dando pie a un daño evidente de su sistema nervioso y salud.

Otro aspecto central del estudio es lograr identificar aspectos socioculturales de los pacientes, y conocer sus hábitos de vida, con mayor profundidad. Dicho contexto a analizar, permitirá conocer no sólo los factores de riesgo o determinantes que conducen a al desarrollo de una y otra patología sino también, a un envejecimiento saludable, factor clave para estos investigadores. “Nos interesa mucho conocer qué conductas y determinantes contribuyen a la salud durante el envejecimiento. Ésta es una temática y esfuerzo transversal como país, por lo cual esperamos abordarla de manera integral”, constata la científica.

Envejecimiento en Chile y centros de investigación

El trabajo de la Fundación Neurounion, dirigida por los doctores Felipe Court y Claudio Hetz – director del Centro de Biología Integrativa de la Universidad Mayor, y académico de la Universidad de Chile, respectivamente-, se focaliza en acelerar la cura de enfermedades que afectan al sistema nervioso central. Estas patologías han experimentado un incremento en las estadísticas médicas de nuestro país, hecho atribuible también, al aumento en la expectativa de vida de nuestra población. De hecho, cifras de esta institución señalan que una de cada cinco personas sobre los 60 años, corre el riesgo de desarrollar alguna enfermedad al cerebro, incluyendo Alzheimer, Parkinson o Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Asimismo, la Fundación establece que el número total de pacientes crecerá radicalmente, puesto que para el año 2050, se prevé que el 25% de los chilenos serán mayores de 60 años. Ante esta realidad, los directores de Neurounion estiman que “el gran problema del futuro será justamente el envejecimiento”, razón por cual resulta imperante contar con recursos y políticas para dar solución a las patologías y problemáticas asociadas a la vejez, y mejorar la calidad de vida.

Los investigadores de la fundación Neurounion a través de su participación en el nuevo Centro FONDAP de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo, buscan determinar en un trabajo en conjunto de científicos y clínicos, los factores que influyen en el envejecimiento cerebral, y lograr extender el bienestar de los adultos mayores en Chile. Para estos fines, el centro cuenta con una inversión de 9 mil millones de pesos para un período de cinco años, con posibilidad de renovación. El proyecto liderado por investigadores de las Universidades de Chile, Mayor y Diego Portales, también tiene participación internacional, a través de una alianza con el Buck Institute de Estados Unidos, centro pionero en el estudio del envejecimiento y su relación con enfermedades crónicas.

Ver artículo

Fuente
: El Mostrador, 20 de Abril de 2016

Noticias Recientes